Transformar la industria fueguina IT

 “Todas las empresas tecnológicas que están radicadas en Tierra del Fuego a través de terceros fabricantes trabajan con estándares internacionales y a escala global”, puntualiza Juan Ignacio Donal, Gerente Ejecutivo de Relaciones Institucionales, Comunicación y Sustentabilidad de Mirgor, la compañía argentina dedicada a actividades industriales y de servicios que lleva 37 años enfocada en la innovación tecnológica en la Argentina.

La empresa, que emplea a más de 3.700 personas en sus 7 unidades de negocio, es una de las pioneras en desarrollar y fabricar productos tecnológicos en sus plantas de Río Grande, Tierra del Fuego, y recientemente ha sido reconocida por una automotriz japonesa como uno de los mejores proveedores del año 2020, para la que desarrolla productos de infotainment.

Acerca de los patrones de calidad y productividad que respetan, Donal afirma que tienen mucha ingeniería de procesos y sistemas aplicados. “Creo que hay bastante desconocimiento de lo que hacemos en Tierra del Fuego y de cómo lo hacemos. Lo cierto es que a nivel calidad, costo, eficiencia, estamos dentro de los estándares mundiales, como lo indican las cifras, los reconocimientos y las evaluaciones periódicas que realizamos”, evalúa.

Y en este sentido, Alejandro Vizzari, Gerente Ejecutivo de Investigación, Desarrollo e Innovación, agrega: “Hace tres años Mirgor fue la primera empresa en certificar normas IPC en Latinoamérica. Las normas IPC son las que rigen la industria electrónica a nivel mundial, e inclusive ni siquiera algunos de nuestros clientes y proveedores tienen esta certificación. Eso da la pauta para entender los estándares de tecnología y de capacidad que tiene la industria de Tierra del Fuego”.

Las unidades de negocio y el CENTEC

Mirgor se ha propuesto ser impulsor de innovación tecnológica en la Argentina para trascender regiones y fronteras, al tiempo que transforma la industria local, forma a sus profesionales y se compromete con las comunidades en las que se establecen.

Para avanzar en ese sentido, trabaja con 7 unidades de negocio que se enfocan en la manufactura, el retail, la innovación, el sector agropecuario, la distribución, la logística y los servicios.  Y en referencia a la producción de artículos para la industria automotriz, la telefonía móvil, y electrónica de consumo y de alta complejidad explica Donal: “Con nuestros clientes internacionales (Toyota, Samsung, Mercedes Benz, Volkswagen, entre otros) tenemos que realizar desarrollos a nivel sistemas, y además emprender proyectos de I+D+I en base a ingeniería eléctrica, ingeniería de software e ingeniería mecánica, además de otras disciplinas”.

Es en ese punto en que la estrategia de Mirgor se fusiona con el Centro Tecnológico de Tierra del Fuego (CENTEC), que colabora en los requerimientos de la empresa: “La gente del CENTEC tiene experiencia en este campo, tiene tecnología y un laboratorio avanzado. Por eso muchas de las certificaciones y mediciones que debemos efectuar, las hacemos junto a ellos”, sintetiza. Y Alejandro Vizzari añade: “Lo que hacemos con el CENTEC, que tuvo un crecimiento tecnológico impresionante los últimos años, nos permitió trabajar diversas cosas dentro de la Provincia sin tener que tercerizar en Buenos Aires u otros países. Por ejemplo, han participado en la validación de los distintos procesos de fabricación y de producto”.

La articulación de los sectores público, privado y académico

Ante las recientes novedades que ponen a Tierra del Fuego como una provincia que ofrece grandes oportunidades para la industria del software, Donal reconoce que desde Mirgor ya trabajan en una estrategia que coincide con la que propone el gobierno provincial y municipal. “Buscamos ampliar la matriz productiva local a través del desarrollo de nuevas unidades de negocio vinculadas con el software”, puntualiza en ese sentido.

Y admite: “El mundo funciona de una manera asociativa. Por eso el sector privado, el público y el académico debemos unirnos para que cada uno aporte lo que sabe hacer, su experiencia, su know how. Sólo si los 3 nos unimos, podremos dar el marco para hacer posible la ansiada ampliación de la matriz productiva, vinculada con la programación”.

Por su parte, Alejandro Vizzari manifiesta “A través de distintos acuerdos que venimos realizando desde 2018, trabajamos en esta articulación entre el Estado, la Universidad y el sector privado, porque creemos que es la única manera sustentable de ser eficientes hacia adelante. Por ejemplo, con la UTN hicimos acuerdos de cooperación y de trabajo conjunto para lograr que los estudiantes desarrollaran otras capacidades en el ámbito de esta industria, que les permitieran prepararse mejor para el futuro en cuanto a la innovación tecnológica. También hicimos acuerdos similares con la Universidad Nacional de Tierra del Fuego. Y son experiencias asociativas super interesantes y constructivas”.

Acerca de la presencia de la empresa en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, ambos voceros subrayan que tiene que ver con el equipo de desarrollo de producto que viene de la empresa Famar que fue absorbida por Mirgor hace algunos años. “Nosotros entramos en un paso anterior al producto, en su conceptualización, diseño, desarrollo e investigación de tecnología para llevarlo adelante y producirlo en Tierra del Fuego. Para dar una idea, uno de los últimos productos que hicimos es un sistema multimedia con Android y pantalla táctil, que se exporta para para Fiat en Brasil. Eso es 100 por ciento desarrollo nuestro: hardware electrónico, software y piezas mecánicas, para montarlo adentro de la camioneta FIAT Toro”, concluye Alejandro.