Oportunidad de mejora

Pablo Scoles, Gerente de Mejoras y Auditorías de Procesos en Grupo Mirgor, cuenta cómo se adapta la metodología 5S en la cultura de la compañía. Las oportunidades de mejora constante, como una parte fundamental del ADN Mirgor.

La metodología 5S –que nació en Japón en los años 60 y fue implementada inicialmente por Toyota– es una herramienta que muchas empresas utilizan para ordenar sus espacios y procesos de gestión. Se rige por cinco términos del idioma japonés. “Seiri”, hace mención a la clasificación; “seiton”, orden; “seiso”, limpieza; “seiketsu”, estandarización; y “shitsuke”, disciplina. Fue creada originalmente para fábricas y plantas industriales, con el objetivo de hacer más eficiente la ejecución de tareas. Pero con el tiempo, las grandes empresas se animaron también a tomar algunos de sus objetivos y adaptarlos a las sedes administrativas.

En Mirgor, la metodología se implementó por primera vez en 2016 en sus sitios industriales de Río Grande y tres años después se empezó a aplicar en sus oficinas. En 2019 recibió cuatro premios de AOTS, el Centro de Capacitación y Consultoría en Management Japonés, por haber alcanzado los niveles que exige esta organización. “Es un cambio cultural que tenemos que incorporar en todos los colaboradores. Todo cambio y transición requiere trabajar en la cultura organizacional”, explica Pablo Scoles, gerente de Mejoras y Auditorías de Procesos de Grupo Mirgor. El desafío se volvió aún más grande durante la pandemia, donde tuvo que adaptarse al homeoffice. “Decidimos redoblar esfuerzos y renfocamos el objetivo: antes lo veíamos más fuerte en lo físico, pero ahora nos enfocamos más en los procesos que hacemos día a día”, asegura el ejecutivo.

Para eso, en Mirgor, se trabaja con un Comité de 5S, con pilotos en cada gerencia o en cada planta industrial, que son referentes de cada área para llevar adelante la metodología. “Es una forma de derramar la comunicación del comité a cada área del negocio. Tenemos reuniones semanales y es un momento donde la información no solo baja, sino que también sube, porque los pilotos también nos traen las oportunidades de cada área”, asegura Scoles, que añade que tienen reuniones semanales de planificación y revisión de objetivos.

En este sentido, Scoles destaca como un punto fundamental el compromiso de la dirección con la herramienta. Se encuentra dentro del programa de gestión de desempeño y en cada reunión con los líderes se resalta la importancia de comprometerse con la herramienta. “Eso ayuda mucho porque demanda un cambio cultural muy fuerte. Los pilotos son un pilar fundamental para que pueda permear en las distintas áreas”, completa Scoles.

Nuevos objetivos

Pablo Scoles lidera el área de Mejoras y Auditorías de Procesos en Grupo Mirgor, que fue creada recientemente con el objetivo de captar oportunidades de mejoras. El ejecutivo cuenta que se encuentra armando un plan de trabajo para priorizar y entender cuáles son las oportunidades de mejoras de los distintos procesos de negocio, tales como procesos de compras, abastecimiento, planificación, entre otros. “El alcance del área es cross a toda la compañía y está enfocado en mejorar procesos de negocios”, cuenta Scoles, que todavía está en pleno proceso de relevamiento, documentación y planificación.