Mirgor Agro busca competir en el mercado global

El Gerente de Agro de Grupo Mirgor, Agustín Ayerza, cuenta los planes de la compañía para pisar fuerte en un sector pujante de la economía argentina. Los desafíos por delante y las posibilidades de crecimiento. Cuáles fueron los principales resultados del área.

En los últimos años Mirgor inició un proceso de transformación para diversificarse y pasar de ser una empresa industrial a desarrollar otras unidades de negocios. Entre ellas, la división Agro, que lidera Agustín Ayerza, pudo desarrollarse gracias al nuevo ADN Mirgor y que busca pisar fuerte en un sector pujante de la economía argentina. Desde sus inicios lleva exportadas 400.000 toneladas de distintos commodities agropecuarios, como soja y trigo, y especialities como maíz flint, arveja amarilla y carinata.

Mirgor se propuso entrar en el negocio agropecuario en 2018. La idea surgió en una reunión de estrategia, cuando se cruzaron las fortalezas que tiene la compañía: “La logística, la escala y el manejo de eficiencias, en un negocio como el agro, son fundamentales. Como compañía tenemos mucho expertise y un largo recorrido en ese sentido”, destaca Ayerza. Finalmente la idea se materializó en diciembre de 2019, con una prueba piloto donde exportaron 1.000 toneladas de soja.

Tras años de crecimiento, en 2021 la división exportó 253.000 toneladas a más de cinco destinos y obtuvo una facturación de US$ 96 millones, que significa un crecimiento de 56% respecto al año anterior. “Para 2022 el objetivo es poder crecer en volumen y duplicar la facturación del año anterior”, se entusiasma el ejecutivo.

La compañía se dedica al negocio de exportación de granos, el último eslabón de la cadena. “A futuro, nos interesa entrar en la producción primaria y en la industrialización. Estamos evaluando proyectos y viendo cuál es la mejor forma para hacerlo”, cuenta Agustín, ingeniero Agrónomo que ingresó a la compañía en octubre de 2021. El principal objetivo para este año es poder sumar nuevos productos a los ya exportados actualmente. “Lo venimos haciendo, pero la idea es poder diversificar proveedores y productos. Entrar con una especialidad al mercado internacional para nosotros es más competitivo”, asegura.

Futuro prometedor

Mirgor Agro se posiciona como uno de los players importantes en el negocio de la exportación. “No buscamos competir con los grandes exportadores de granos del mundo, queremos tener un rol y un volumen importante para poder captar nuevas oportunidades de negocios. Miramos más el margen que el volumen”, aclara Ayerza.

Por la coyuntura del sector agropecuario, Ayerza asegura que Mirgor Agro busca avanzar “a paso firme, pero con cautela”. A la volatilidad de los precios internacionales de los granos y la energía, se suman algunos factores más locales como las retenciones, la falta de gasoil y la sequía. “Tenemos objetivos a corto plazo de poner un pie en la producción y, con el tiempo, poder también encontrar oportunidades de valor agregado mirando más el mediano plazo”, confirma el ejecutivo. Además, la digitalización y la innovación tecnológica también es un ámbito que tiene mucho dinamismo y que puede presentar oportunidades. “Mirgor es una empresa de tecnología y puede ser un negocio interesante. Tenemos mucho para aportar y estamos evaluando diferentes alternativas, como maquinaria, software y todo lo digital”, asegura.

A pesar del escenario desafiante que atraviesa el sector, Mirgor Agro tiene el objetivo de ser una unidad de negocios importante dentro del grupo. “El desafío es muy grande, porque es un sector maduro. Pero hay que saber buscar dónde están las oportunidades”, confiesa Ayerza.