Comercio exterior: un pilar fundamental de la cadena de producción.

Nada puede fallar y todo debe estar medido casi cronométricamente en el área de comercio exterior de Mirgor. Es que un atraso de un buque, un papel demorado en alguna aduana del mundo o un problema en la carga puede impactar y demorar una línea de producción. 

“Apasionante” es la palabra que elige Erica Carbone, Gerente de Comercio Exterior de Mirgor, para definir sus tareas. La ejecutiva ingresó a la compañía hace 15 años, cuando el área de Logística de Mirgor tenía pequeños departamentos de Comex que le daban servicio a cada unidad de negocios. “Hubo una reconversión y se generó un departamento propio de comercio exterior que da soporte cross a todas las unidades de negocios de la firma”, grafica Carbone. En una empresa como Mirgor, donde la gran mayoría de sus insumos son importados, el departamento cobró mucha importancia en los últimos años. “Entre las principales ventajas, se generó mucha sinergia y permitió actuar en forma conjunta, lo que trajo ahorros no solo económicos, sino en tiempos y en tareas”, añade.

El área se encarga de toda la gestión de comercio exterior de Importación y de Exportación por aire, mar y tierra; con rutas de todo el mundo que van desde un buque que viene del continente asiático hasta viajes por tierra de Buenos Aires o Brasil a la provincia de Río Grande. Su operatoria diaria sirve para que los insumos y productos puedan llegar de todas partes del mundo a las plantas de la compañía. Y desde allí, a los consumidores o clientes de Mirgor. “No paramos nunca de trabajar, nuestra tarea es 24×7 y eso lo hace apasionante”, explica.

La principal dificultad que tiene el Comercio Exterior es el manejo de lo imprevisible o de los factores externos que pueden alterar el tránsito de los productos o insumos y generar un impacto en la cadena de producción o entrega de nuestras exportaciones. “Velamos por poder cumplir con el requerimiento de fechas de las plantas y es un desafío constante llegar a tiempo con los envíos para mantener la cadena de producción y ventas”, asegura. En ese contexto, los imprevistos son muchos: desde una aerolínea que no tiene espacio para volar con mercadería, un paro en una terminal o que se interrumpan los sistemas Aduaneros. La pandemia, de hecho, significó un gran desafío. “Sabíamos que no podíamos parar y tuvimos que buscar alternativas para que el impacto no sea tan grande para la compañía. Fueron meses de mucho trabajo, que incluía arrancar con la importación de partes para la fabricación de respiradores artificiales”, enfatiza. 

El departamento está conformado por cuatro subáreas: Comercio Exterior, Depósitos Fiscales, Tráfico y Control Logístico. “Somos un equipo de 29 personas que trabaja para solucionar los desafíos que se nos plantean a diario, pero estamos convencidos que hay muchas oportunidades de mejora en costos y tiempos.”, asegura. De hecho, esto implicó en 2020 –durante las restricciones que se impuso al transporte por la pandemia de Covid-19– conseguir un Hércules perteneciente a la Fuerza Aérea Argentina para transportar mercadería.

Carbone destaca 2 hitos que marcaron su carrera y su trabajo dentro de la compañía, la obtención, en octubre de 2019 de la Certificación “OEA Simplificación”, y a fines de 2014, cuando lideraba el equipo de Comex de la división de telefonía celular, surge una nueva resolución aduanera que proponía generar una mejora en los tiempos de tránsito y despacho que afectaba a los productos a la isla de Tierra del Fuego. Se trataba de una nueva forma de documentar: Tránsito Monitoreado, TRM.  “El espíritu era facilitar los tiempos de despacho, pero en operatoria no sucedía: los tiempos eran los mismos y además se exigía la colocación y pago de un precinto electrónico. Presentamos una nota a inicios de 2016 en técnica aduanera y a raíz de nuestra solicitud logramos una modificación en SIM que permitió canal Verde para todas las destinacionesTRM, generando así velocidad en despacho  y grandes ahorros en estadía de fiscales. Esto benefició no sólo a Mirgor sino a toda la industria de Tierra del Fuego”, rememora la ejecutiva.

Así, el trabajo de Comercio Exterior no se detiene y lo más destacable es la búsqueda de mejora constante. Ya sea en tiempos, nuevas rutas o proveedores que signifiquen un beneficio para la compañía.

 

Comercio exterior: un pilar fundamental de la cadena de producción.

Nada puede fallar y todo debe estar medido casi cronométricamente en el área de comercio exterior de Mirgor. Es que un atraso de un buque, un papel demorado en alguna aduana del mundo o un problema en la carga puede impactar y demorar una línea de producción. 

“Apasionante” es la palabra que elige Erica Carbone, Gerente de Comercio Exterior de Mirgor, para definir sus tareas. La ejecutiva ingresó a la compañía hace 15 años, cuando el área de Logística de Mirgor tenía pequeños departamentos de Comex que le daban servicio a cada unidad de negocios. “Hubo una reconversión y se generó un departamento propio de comercio exterior que da soporte cross a todas las unidades de negocios de la firma”, grafica Carbone. En una empresa como Mirgor, donde la gran mayoría de sus insumos son importados, el departamento cobró mucha importancia en los últimos años. “Entre las principales ventajas, se generó mucha sinergia y permitió actuar en forma conjunta, lo que trajo ahorros no solo económicos, sino en tiempos y en tareas”, añade.

El área se encarga de toda la gestión de comercio exterior de Importación y de Exportación por aire, mar y tierra; con rutas de todo el mundo que van desde un buque que viene del continente asiático hasta viajes por tierra de Buenos Aires o Brasil a la provincia de Río Grande. Su operatoria diaria sirve para que los insumos y productos puedan llegar de todas partes del mundo a las plantas de la compañía. Y desde allí, a los consumidores o clientes de Mirgor. “No paramos nunca de trabajar, nuestra tarea es 24×7 y eso lo hace apasionante”, explica.

La principal dificultad que tiene el Comercio Exterior es el manejo de lo imprevisible o de los factores externos que pueden alterar el tránsito de los productos o insumos y generar un impacto en la cadena de producción o entrega de nuestras exportaciones. “Velamos por poder cumplir con el requerimiento de fechas de las plantas y es un desafío constante llegar a tiempo con los envíos para mantener la cadena de producción y ventas”, asegura. En ese contexto, los imprevistos son muchos: desde una aerolínea que no tiene espacio para volar con mercadería, un paro en una terminal o que se interrumpan los sistemas Aduaneros. La pandemia, de hecho, significó un gran desafío. “Sabíamos que no podíamos parar y tuvimos que buscar alternativas para que el impacto no sea tan grande para la compañía. Fueron meses de mucho trabajo, que incluía arrancar con la importación de partes para la fabricación de respiradores artificiales”, enfatiza. 

El departamento está conformado por cuatro subáreas: Comercio Exterior, Depósitos Fiscales, Tráfico y Control Logístico. “Somos un equipo de 29 personas que trabaja para solucionar los desafíos que se nos plantean a diario, pero estamos convencidos que hay muchas oportunidades de mejora en costos y tiempos.”, asegura. De hecho, esto implicó en 2020 –durante las restricciones que se impuso al transporte por la pandemia de Covid-19– conseguir un Hércules perteneciente a la Fuerza Aérea Argentina para transportar mercadería.

Carbone destaca 2 hitos que marcaron su carrera y su trabajo dentro de la compañía, la obtención, en octubre de 2019 de la Certificación “OEA Simplificación”, y a fines de 2014, cuando lideraba el equipo de Comex de la división de telefonía celular, surge una nueva resolución aduanera que proponía generar una mejora en los tiempos de tránsito y despacho que afectaba a los productos a la isla de Tierra del Fuego. Se trataba de una nueva forma de documentar: Tránsito Monitoreado, TRM.  “El espíritu era facilitar los tiempos de despacho, pero en operatoria no sucedía: los tiempos eran los mismos y además se exigía la colocación y pago de un precinto electrónico. Presentamos una nota a inicios de 2016 en técnica aduanera y a raíz de nuestra solicitud logramos una modificación en SIM que permitió canal Verde para todas las destinaciones TRM, generando así velocidad en despacho y grandes ahorros en estadía de fiscales. Esto benefició no sólo a Mirgor sino a toda la industria de Tierra del Fuego”, rememora la ejecutiva.

Así, el trabajo de Comercio Exterior no se detiene y lo más destacable es la búsqueda de mejora constante. Ya sea en tiempos, nuevas rutas o proveedores que signifiquen un beneficio para la compañía.

Transformar la industria fueguina IT

 “Todas las empresas tecnológicas que están radicadas en Tierra del Fuego a través de terceros fabricantes trabajan con estándares internacionales y a escala global”, puntualiza Juan Ignacio Donal, Gerente Ejecutivo de Relaciones Institucionales, Comunicación y Sustentabilidad de Mirgor, la compañía argentina dedicada a actividades industriales y de servicios que lleva 37 años enfocada en la innovación tecnológica en la Argentina.

La empresa, que emplea a más de 3.700 personas en sus 7 unidades de negocio, es una de las pioneras en desarrollar y fabricar productos tecnológicos en sus plantas de Río Grande, Tierra del Fuego, y recientemente ha sido reconocida por una automotriz japonesa como uno de los mejores proveedores del año 2020, para la que desarrolla productos de infotainment.

Acerca de los patrones de calidad y productividad que respetan, Donal afirma que tienen mucha ingeniería de procesos y sistemas aplicados. “Creo que hay bastante desconocimiento de lo que hacemos en Tierra del Fuego y de cómo lo hacemos. Lo cierto es que a nivel calidad, costo, eficiencia, estamos dentro de los estándares mundiales, como lo indican las cifras, los reconocimientos y las evaluaciones periódicas que realizamos”, evalúa.

Y en este sentido, Alejandro Vizzari, Gerente Ejecutivo de Investigación, Desarrollo e Innovación, agrega: “Hace tres años Mirgor fue la primera empresa en certificar normas IPC en Latinoamérica. Las normas IPC son las que rigen la industria electrónica a nivel mundial, e inclusive ni siquiera algunos de nuestros clientes y proveedores tienen esta certificación. Eso da la pauta para entender los estándares de tecnología y de capacidad que tiene la industria de Tierra del Fuego”.

Las unidades de negocio y el CENTEC

Mirgor se ha propuesto ser impulsor de innovación tecnológica en la Argentina para trascender regiones y fronteras, al tiempo que transforma la industria local, forma a sus profesionales y se compromete con las comunidades en las que se establecen.

Para avanzar en ese sentido, trabaja con 7 unidades de negocio que se enfocan en la manufactura, el retail, la innovación, el sector agropecuario, la distribución, la logística y los servicios.  Y en referencia a la producción de artículos para la industria automotriz, la telefonía móvil, y electrónica de consumo y de alta complejidad explica Donal: “Con nuestros clientes internacionales (Toyota, Samsung, Mercedes Benz, Volkswagen, entre otros) tenemos que realizar desarrollos a nivel sistemas, y además emprender proyectos de I+D+I en base a ingeniería eléctrica, ingeniería de software e ingeniería mecánica, además de otras disciplinas”.

Es en ese punto en que la estrategia de Mirgor se fusiona con el Centro Tecnológico de Tierra del Fuego (CENTEC), que colabora en los requerimientos de la empresa: “La gente del CENTEC tiene experiencia en este campo, tiene tecnología y un laboratorio avanzado. Por eso muchas de las certificaciones y mediciones que debemos efectuar, las hacemos junto a ellos”, sintetiza. Y Alejandro Vizzari añade: “Lo que hacemos con el CENTEC, que tuvo un crecimiento tecnológico impresionante los últimos años, nos permitió trabajar diversas cosas dentro de la Provincia sin tener que tercerizar en Buenos Aires u otros países. Por ejemplo, han participado en la validación de los distintos procesos de fabricación y de producto”.

La articulación de los sectores público, privado y académico

Ante las recientes novedades que ponen a Tierra del Fuego como una provincia que ofrece grandes oportunidades para la industria del software, Donal reconoce que desde Mirgor ya trabajan en una estrategia que coincide con la que propone el gobierno provincial y municipal. “Buscamos ampliar la matriz productiva local a través del desarrollo de nuevas unidades de negocio vinculadas con el software”, puntualiza en ese sentido.

Y admite: “El mundo funciona de una manera asociativa. Por eso el sector privado, el público y el académico debemos unirnos para que cada uno aporte lo que sabe hacer, su experiencia, su know how. Sólo si los 3 nos unimos, podremos dar el marco para hacer posible la ansiada ampliación de la matriz productiva, vinculada con la programación”.

Por su parte, Alejandro Vizzari manifiesta “A través de distintos acuerdos que venimos realizando desde 2018, trabajamos en esta articulación entre el Estado, la Universidad y el sector privado, porque creemos que es la única manera sustentable de ser eficientes hacia adelante. Por ejemplo, con la UTN hicimos acuerdos de cooperación y de trabajo conjunto para lograr que los estudiantes desarrollaran otras capacidades en el ámbito de esta industria, que les permitieran prepararse mejor para el futuro en cuanto a la innovación tecnológica. También hicimos acuerdos similares con la Universidad Nacional de Tierra del Fuego. Y son experiencias asociativas super interesantes y constructivas”.

Acerca de la presencia de la empresa en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, ambos voceros subrayan que tiene que ver con el equipo de desarrollo de producto que viene de la empresa Famar que fue absorbida por Mirgor hace algunos años. “Nosotros entramos en un paso anterior al producto, en su conceptualización, diseño, desarrollo e investigación de tecnología para llevarlo adelante y producirlo en Tierra del Fuego. Para dar una idea, uno de los últimos productos que hicimos es un sistema multimedia con Android y pantalla táctil, que se exporta para para Fiat en Brasil. Eso es 100 por ciento desarrollo nuestro: hardware electrónico, software y piezas mecánicas, para montarlo adentro de la camioneta FIAT Toro”, concluye Alejandro.

Innovación, la división que acelera el crecimiento de Mirgor

El ejecutivo a cargo de la investigación y desarrollo en Mirgor revela cómo innovar llevó a la compañía a diversificarse y a crecer exponencialmente en la última década. Cómo fue el trayecto y qué se espera para los próximos años. Además, relata el privilegio que significó fabricar en tiempo récord los respiradores artificiales que hacían falta ante la emergencia por el Covid-19.

Pocas compañías pueden darse el lujo de adaptar sus líneas de producción, maquinarias, equipos y herramientas específicas, para líderes globales como Samsung o LG, y ser el único productor de equipamiento de información y entretenimiento (Infotainment) para vehículos en el país, escalar en tiempo récord la fabricación de respiradores artificiales en medio de la Pandemia o avanzar en el desarrollo de Internet de las Cosas para la salud. Mirgor, con sus más de 155 ingenieros y profesionales que integran la división de Investigación, Desarrollo e Innovación (IDI) es una de esas excepciones mundiales.

Lo revela -y celebra- Alejandro Javier Vizzari, Gerente Ejecutivo de Investigación, Desarrollo e Innovación del Grupo Mirgor, quien en los últimos once años fue protagonista del vertiginoso y dinámico crecimiento que vivió la organización. En pocos años, la compañía pasó de dedicarse a la producción de aires acondicionados a diversificarse a la manufactura de electrónicos, el sector Retail -ya con medio centenar de locales-, Logística, Distribución y Agro. El ingeniero electrónico lidera la división de IDI, dentro de la cual está ‘Innovación’, un área transversal y clave para el desarrollo de Mirgor, que bien podría llamarse la “división del sí, se puede”.

Vizzari es historia viva de ese concepto y de la evolución permanente de la firma. El 3 de mayo pasado cumplió 11 años en la empresa. “Por entonces -dice- estábamos recién empezando con la electrónica de consumo, pero ya nos animábamos a soñar con algo mucho más grande”. En 2010, ya se fabricaban los primeros hornos microondas para Whirlpool y LG; y comenzaba un proyecto de 200.000 teléfonos celulares para Nokia. “Al año siguiente ya estábamos lanzando 10 modelos de celulares y pronto contábamos con millones de unidades de móviles por año.  Y eso no fue nada, eran los primeros de decenas de otros proyectos que irían apareciendo. Algunos seguirían, como el sector de TV y otros no, como notebooks Dell o Blue Ray de LG. Pero la innovación comenzaba a ser un patrón en la empresa”, comenta el ejecutivo.

El año ‘bisagra’, confiesa, fue 2015, cuando se comienza a trabajar con Toyota y Pioneer “en ese sueño que era el infotainment para las camionetas Hilux y SW4 que se montan en Pacheco”. Ese año, la compañía migró a SAP y la sede corporativa se mudó a Avenida del Libertador, “con el fin de atraer a más recursos y talentos de desarrollo e innovación”, cuenta Vizzari, y resalta: “transformarnos hacia una compañía innovadora hizo crecer exponencialmente la variedad de negocios y el tamaño. Y en ese camino seguimos trabajando”.

Innovación, una unidad de negocio

La división se formalizó en 2019, cuando Mirgor compra Famar, con la intención de adentrarse con fuerza en la industria electrónica automotriz. En noviembre ese año se crea la Gerencia Ejecutiva de Investigación, Desarrollo e Innovación y, en febrero de 2020, se consolida Innovación como unidad de negocio. El objetivo fue integrar el área de ingeniería de producto con la de Desarrollo e Innovación pero además con una misión muy clara: desarrollar una cultura innovadora dentro de la compañía. ¿Qué significa eso? Para Vizzari innovar “es buscar soluciones alternativas a problemas cotidianos”.

Y en relación a esto, los últimos proyectos relevantes de Mirgor que destaca Vizzari son:

  • La alianza de Samsung con Mirgor en Argentina para la producción y venta. “Sería poco probable que le digamos a Samsung cómo innovar en el próximo teléfono que va a lanzar. Pero sí podemos ser innovadores en cuanto a las soluciones que le proponemos para poder producir en un país como la Argentina. Ahí es donde Mirgor aporta mucho valor agregado a sus clientes: entender el territorio y proponer soluciones acordes al entorno”.
  • Plataforma de infotainment Pioneer para Toyota. “Un ejemplo de los que significa desafiar a la tecnología. Porque podés tener la mejor tecnología japonesa, pero en la región no es competitivo porque los costos son extremadamente altos. De nuevo: innovar es saber aprovechar la tecnología para hacer un producto más competitivo para la región”
  • Fabricación de Respiradores Leistung en tiempo récord. “Nuestro CEO (José Luis Alonso) nos pidió pensar en cómo podíamos ayudar en relación a la Pandemia y apareció la oportunidad de escalar la producción de Leistung, una empresa cordobesa que tenía un producto increíble, pero fabricaba prácticamente en forma artesanal. En dos meses producimos en Tierra del Fuego más de 1.800 respiradores, equivalente a casi 10 años de producción de Leistung. Fue una proeza logística y técnica y una demostración de lo que podemos hacer unidos los argentinos. Luego vino otro producto brillante con Toyota y el ITBA para el diseño y desarrollo de un prototipo de soporte respiratorio mecánico de emergencia”.

 

Alejandro Vizzari, líder de Innovación, en 5 preguntas

¿Por qué un ingeniero debería trabajar en Mirgor?

Como ingeniero electrónico me gusta ser parte de Mirgor porque no hay muchas empresas en la Argentina en la que se pueda trabajar desarrollando productos de alta tecnología. Siempre me motivó innovar pero atento a los pequeños cambios que pueden significar una gran diferencia en el producto. Verlo de esta manera lo torna desafiante, y sobre todo para alguien que le gusta la ingeniería. Pero en Mirgor también esto tiene lugar.

¿Un objetivo que te sientas orgulloso de haber cumplido en la compañía?

Cuando empezamos a trabajar con Samsung, en 2014, desde que se lanzaba un nuevo modelo de teléfono celular a nivel mundial, tardábamos dos o tres meses en producirlo para la Argentina. Este año lanzamos el Galaxy S21 5G apenas dos semanas después del lanzamiento mundial. Eso implica un nivel de sinergia interno y con el cliente impresionante.

¿Un sueño que quieras cumplir? 

Poder desarrollar productos y soluciones que mejoren la calidad de vida a las personas.

¿Mirgor es un caso del ‘sí se puede’ a nivel país?

Totalmente, y es algo de lo que tenemos que sentirnos muy orgullosos. Hay fabricantes de semiconductores de Estados Unidos que tienen su sede regional en Brasil, que consideran a Mirgor como la compañía que cuenta con el mejor equipo de desarrollo de la región.

¿Un hobby? 

Soy Radioaficionado. En ese hobby puedo unir mi pasión por lo técnico, con una actividad más social que me permite conocer gente de todo el mundo.

Innovación, la gran apuesta de Mirgor

Desde hace varios años, la innovación se convirtió en uno de los pilares fundamentales de Mirgor. Con diversas metodologías y un equipo liderado por Esteban Lypynskyj, Gerente de Proyectos e Innovación, la innovación fue permeando en la cultura organizacional y en todas las áreas de la compañía. “Los procesos de innovación son en equipo: no hay mentes brillantes que resuelvan de forma solitaria, sino que hay un valor muy importante de trabajar en conjunto, con diferentes conocimientos y puntos de vista”, asegura el ejecutivo.

Para Lypynskyj, la innovación es un camino iterativo. “Vas iterando, es decir: construyendo, probando, midiendo y corrigiendo ideas para atravesar distintas etapas”, cuenta. Hay una parte muy importante que es entender qué es lo que necesita el cliente y a partir de ahí surgen las ideas innovadoras o el proceso de creación de algo que aún no existe. “El secreto de la innovación es generar el espacio donde las personas puedan repensar (sin miedo al fracaso) y ver si lo que está haciendo – sea técnico o no – requiere hacerse de una manera distinta para que sea más eficiente o que traiga mayor satisfacción. A veces la palabra innovación está naturalmente atada a la tecnología, pero está muy ligada a las necesidades concretas”, asegura.

Un proyecto que marcó el camino

Hace algunos años, el equipo que hoy conforma ingeniería de Mirgor, empezó uno de los proyectos más significativos en los procesos de innovación, que culminó con el desarrollo de la radio FAMP. Se trata de un dispositivo creado desde cero por la compañía y que atravesó distintas etapas hasta que llegó a la Fiat Toro, el vehículo que luce la radio en su tablero.

“Surgió en un brainstorming en el que imaginamos cómo sería la evolución de nuestra plataforma. Hicimos muchos prototipos en distintos materiales, trabajamos en el hardware y en el software para darle vida al primer MVP del producto”, cuenta Lypynskyj. La novedad del desarrollo consistió en incoporar Android, como sistema operativo, convirtiéndose así en la primera radio basada en Android desarrollada en la Argentina y en la región. “Cuando arrancó, no lo podíamos creer”, rememora sobre el producto que hoy ofrece integración con Android Auto y Apple CarPlay. En total, la radio requirió miles de horas invertidas en el desarrollo y más de 1.000 pruebas funcionales realizadas.

Nuevos proyectos

Para Esteban Lypynskyj, la ventaja competitiva que tiene Mirgor es que puede ir desde el inicio: desde la génesis de crear este tipo de soluciones, luego la industrialización llegando hasta la venta, postventa y el servicio. “Desde el punto de vista técnico tenemos las capacidades de crearlas y fabricarlas en las plantas. Además, tenemos la red de distribución para llevarlos a los usuarios y darle el soporte”, cuenta.

Puntualmente, Mirgor trabaja en dos ramas. Una de ellas es ampliar la plataforma de telemedicina, donde recientemente lanzó una solución llamada OxiTemp, que permite que los médicos puedan monitorear en forma remota los parámetros de saturación de oxígeno, ritmo cardíaco y temperatura corporal de los pacientes que se encuentran con internación domiciliaria. “Lo avalamos con actores de la industria y queremos ampliar la autopista digital para sumar más dispositivos y que nos permita tener más datos de potenciales pacientes”, asegura Lypynskyj.

De esta forma, gestionar la innovación es uno de los pilares de la unidad de negocios para apalancar el crecimiento de la compañía con productos y servicios disruptivos. A esto se suma además el desafío de generar una cultura innovadora en la organización, algo que sin duda empieza en los más alto de la pirámide corporativa y abarca a todos las personas que hacen Mirgor.

Mirgor une fuentes de datos para innovar en la fabricación

Mirgor es un fabricante que se esfuerza por ser el principal desarrollador de innovación tecnológica en Argentina. Con tantas unidades de negocio diferentes y un número cada vez mayor de fuentes de datos, Mirgor implementó SAP HANA Cloud para obtener la capa de acceso a datos centralizada necesaria para impulsar la innovación futura. Ahora, con el acceso a los datos en tiempo real y una visión completa de todas sus fuentes, sentaron las bases para implementar algoritmos innovadores de aprendizaje automático y de predicción.

 

Mirgor obtuvo estas capacidades al migrar de SAP HANA Service on Neo a SAP HANA Cloud, una base de datos que ha nacido en la nube como servicio. Con este nuevo entorno de datos, toda la organización, desde los empleados junior hasta el nivel C, obtiene información precisa y en tiempo real. Los empleados de nivel C utilizan SAP Analytics Cloud, que proporciona inteligencia empresarial, análisis aumentados y capacidades de planificación empresarial, todo en una solución basada en la nube. Estas dos soluciones son los fundamentos de gestión de bases de datos y analítica de SAP Business Technology Platform.

 

Para Carlos Unamuno, administrador de SAP Basis en Mirgor, este nuevo entorno de datos tuvo un gran impacto en la forma en que la organización utiliza los datos. “Ahora, nuestros informes han mejorado mucho, con resultados más rápidos y precisos”.

 

Desafíos: Definir el problema de los datos

El desafío principal al que se enfrentaba Mirgor anteriormente era la falta de integración entre sus diversas fuentes de datos. Implementan una estrategia de datos híbrida, con una mezcla de fuentes de datos en la nube (como SAP Ariba, SuccessFactors y otras fuentes que no son SAP) además de fuentes de datos locales (como su sistema ERP). Entre todas estas fuentes SAP y no SAP había silos que obstaculizaban el análisis.

 

He aquí un ejemplo de cómo eran esos silos. Una empresa filial de Mirgor fabrica productos electrónicos. Su sistema ERP gestiona los datos de producción, proporcionando pedidos a la fábrica. La filial también vende sus productos a través del comercio electrónico y otros canales de venta, aportando datos de sistemas completamente diferentes. Sin una única capa de acceso a los datos que reuniera estas diversas fuentes de datos, la obtención de información en tiempo real sobre la producción resultaba difícil.

En toda la organización, no se podía acceder fácilmente a algunos datos para su análisis. Otros datos eran propensos a inexactitudes o retrasos. Mirgor necesitaba un análisis casi en tiempo real, con la capacidad de procesar datos transaccionales y analíticos simultáneamente. Teniendo en cuenta estos desafíos, Mirgor migró de SAP HANA Service on Neo a SAP HANA Cloud.

 

Soluciones

Con SAP HANA Cloud, Mirgor conectó fácilmente sus fuentes de datos globales en una capa de acceso central. Tanto si los datos proceden de fuentes locales, de la nube, de SAP o de otras fuentes, SAP HANA Cloud une todos estos datos en un depósito de fácil acceso.

Con todos estos datos conectados, Mirgor puede aprovechar las potentes capacidades de procesamiento transaccional y analítico híbrido de SAP HANA Cloud. A través de este procesamiento, se pueden recopilar los datos, analizar y actuar sobre ellos en milisegundos.

Las capacidades de conexión simple de SAP HANA Cloud también se extienden a las aplicaciones. Mirgor conectó SAP Analytics Cloud a su nueva capa de acceso central para obtener información en tiempo real de todas sus fuentes de datos.

Resultados

Antes de embarcarse en este proyecto, Mirgor dio prioridad a la mejora de sus informes y análisis. Con SAP HANA Cloud, obtienen todas las herramientas necesarias para poner los datos en manos de las partes interesadas en tiempo real. La capa de acceso central creada al conectar todas sus fuentes de datos eleva las capacidades de información de toda la organización. Cuando un ejecutivo de nivel C necesita información, sabe que los datos que está visualizando a través de SAP Analytics Cloud son precisos y oportunos.

 

Ahora, Mirgor puede innovar para el futuro. Con todas sus fuentes unidas en un solo lugar, planean implementar el aprendizaje automático y los algoritmos de predicción para potenciar sus equipos de ventas. Con el potente motor proporcionado por SAP HANA Cloud, los vendedores podrán predecir mejor el impacto de sus campañas de ventas. Estas predicciones pueden vincularse directamente a la producción, asegurando que no se pierda ninguna información clave en los silos..

 

Mirgor se unió al programa SAP HANA Cloud Early Adopter Care para convertir su caso de uso en una realidad. Únase hoy para obtener ayuda de expertos.

 

“La migración a SAP HANA Cloud nos ayuda a preparar nuestras capacidades de datos para el futuro. Ahora obtenemos información más rápido que nunca, lo que nos ayuda a tomar decisiones inteligentes y respaldadas por los datos”

Carlos Unamuno, administrador de SAP Basis en Mirgor

ADN Mirgor: La construcción de una Cultura en acción

En los últimos años Mirgor inició un proceso de transformación que la llevó de ser una industria tradicional a desarrollar otras áreas de negocios como Manufactura, Retail, Logística, Distribución, Agropecuario e Innovación. Para acompañar esta evolución, la cultura tuvo un papel predominante y, para ello, se implementaron nuevas prácticas y un trabajo colaborativo que desembocó en la creación de un nuevo modelo cultural que define el propósito y el norte: ADN Mirgor.

Un nuevo ADN Mirgor

En el año 2019 la compañía implementó el proceso de transformación cultural y organizativa llamado Evolución. Participaron 54 personas de distintas jerarquìas y áreas con el objetivo de co-construir los nuevos verticales de negocio y establecer cuál sería la cultura organizativa más adecuada para llevarlos adelante. El resultado fue una redefinición del propósito y el norte al que Mirgor quería llegar.

En el marco de estas redefiniciones surgió fuertemente la necesidad de contar con un modelo cultural que atravesara todas las unidades de negocio y de soporte de la compañía, que le diera una integralidad e uniformidad alineadas tanto a los objetivos de la empresa, como a los valores, la forma y los comportamientos se llevan adelante para alcanzarlos. “Con la transformación y el crecimiento de los negocios tuvimos perfiles de colaboradores cada vez más heterogéneos. En este marco, definir el ADN Mirgor fue fundamental para contenernos bajo un mismo paragüas cultural”, explica Mercedes Rotondo, Directora de RRHH, Control de Gestión y Nuevos Negocios.

Cambiar o profundizar la cultura organizacional no es una tarea de un día para el otro. Se implementa sistemáticamente y a lo largo del tiempo para que sea internalizado efectivamente por las personas y  constituye esa experiencia significativa, que implica que trabajar en Mirgor sea una vivencia única para todas las personas. “Trabajamos para contar con una cultura organizacional que enamore, potencie y  promueva el desarrollo, tanto de nuestra gente como de todos los que quieran sumarse al equipo Mirgor” cuenta Agustina Solessio, Jefa de Cultura de la compañía.

Los valores de ADN Mirgor

Si nos adentramos en los fundamentos de la filosofía del ADN Mirgor, encontraremos 6 valores esenciales que aspiracionalmente albergan todos los mirgoreanos:

1- Embajador de la Cultura, en la que todos sean protagonistas, difusores y portavoces del ADN Mirgor.

2- Construir el Futuro, a partir de la innovación constante y desafiando la tecnología.

3- Soltar para Ganar. Cimentado en una gestión basada en la confianza.

4- Pasión por Más. El empuje, la adrenalina de los negocios y los desafíos.

5- Cliente en el Centro. Con un enfoque para enamorar al cliente en cada contacto.

6- Uno Más del Equipo. A través del trabajo colaborativo, hacemos que las cosas sucedan.

Un buen ejemplo para ver estos valores en acción de manera integrada ocurrió en plena pandemia: a través de la unidad de negocio “Mirgor Innovación” la empresa asumió el desafío de fabricar respiradores artificiales de alta complejidad.

El proyecto de transformación cultural comenzó un tiempo antes de la pandemia y, gracias a ello, Mirgor pudo estar mejor preparado para la crisis. Incluso, debido a los desafíos que planteó en términos de menor presencialidad, conectividad y trabajo colaborativo, logró acelerar el cambio organizacional que se estaba buscando. “Durante la pandemia crecimos, apostamos a más, creamos nuestra identidad y continuamos trabajando en las vertientes de nuestra transformación. Con resiliencia, empatía y predisposición de todos al cambio”, sostuvo Mercedes Rotondo.

Esto permitió a Mirgor transitar el camino hacia la transformación, comprometiendo a la organización como un todo y en pos de un mismo propósito organizacional para “hacer que las cosas sucedan”.

Tecnología detrás Del Covid-19

Por: Alejandra Beresovsky

Negocios – Pág. 52 y 54 (Apertura)

El abordaje de la enfermedad requiere de diversas herramientas, del diagnóstico al período que sigue al alta, para determinar secuelas. Una oportunidad para tradicionales y nuevos jugadores del mercado.

La pandemia de Covid-19 no solo colocó a la salud como tema prioritario en el diálogo social, sino que también aumentó el valor atribuido al sistema de atención y a las soluciones tecnológicas que contribuyen a abordar enfermedades y mejorar la calidad de vida de la población.

El campo de la tecnología médica es amplio, pero admite una clasificación que incluye a la que ayuda en el diagnóstico certero, la que se aplica al tratamiento cuando se cursa la enfermedad y la que mide la evolución de los pacientes dados de alta.

Las técnicas de detección son claves no solo para el tratamiento precoz de las patologías asociadas, sino para el aislamiento del paciente (por el fácil contagio), por lo que se precisan test muy sensibles. “Para ello se utilizan los PCR (PCR cuantitativo), que puede detectar poca cantidad, incluso un solo virus en la muestra. Son caros, los más baratos cuestan US$ 6; los promedio, US$ 15 y los más caros, entre US$ 20 y US$ 25”, describe Roberto Etchenique, doctor en Química e investigador principal del Conicet.

A ese costo, aclara, hay que sumar salarios y honorarios médicos, el trabajo de laboratorio y la estructura utilizada. “Los equipos que miden PCR tiene un precio que ronda los US$ 30.000, pueden procesar alrededor de mil pruebas por día, pero nunca hacen más de cien o cientas porque no hay tantos casos por equipo. Es un procedimiento caro”, apunta. Destaca también la opción de los test LAMP, más económicos y producidos por el Conicet en asociación con la empresa Neokit, formada a partir de un consorcio público-privado entre el Conicet y Santiago Werbajh, del Laboratorio Pablo Cassará.

En el proceso, otras prácticas también permiten determinar las complicaciones que acompañan algunos casos. “Los estudios más solicitados en el servicio de diagnóstico por imágenes para pacientes con sospecha o confirmación de Covid-19 son las radiografías de tórax o las tomografías de tórax sin contraste”, explica Adriana García, jefa de servicio de Diagnóstico por Imágenes del Hospital Británico. Añade que el segundo que menciona es clave por las características de la patología. “En algunos casos, el coronavirus puede presentarse con pocos síntomas, no ser claramente visible en radiografías, pero sí manifestarse en imágenes tomográficas”, afirma al respecto. E insiste: “En 2020 comenzamos a utilizar las radiografías de tórax, pero a medida que fuimos conociendo cómo se manifestaba la enfermedad y su representación en imágenes, con un patrón típico, aumentó el uso de la tomografía como herramienta diagnóstica”. “Fue el estudio que más aumentó en el transcurso de la pandemia”, completa.

Siemens Healthineers tiene un portafolio de soluciones médicas orientadas a la atención de Covid-19 que comprende desde la detección de la enfermedad con un test para la determinación de SARS-CoV-2 por PCR; el pronóstico, la terapia y el seguimiento con pruebas de laboratorio específicas, entre las que se incluyen el ensayo de anticuerpos para relevar el nivel de inmunidad basados en la proteína Spike (el mismo que se utilizó para el desarrollo de vacunas). También ofrece sistemas de tomografía computada para diagnosticar o monitorear pacientes con insuficiencia pulmonar aguda, equipamiento de rayos X y ultrasonido utilizados en el proceso general de atención para pacientes, y los sistemas de gases en sangre para el monitoreo de pacientes con respiradores. De acuerdo con lo informado por la firma, la demanda proviene principalmente del sector privado, que luego se articula con el público. Esto se explica -señalan- por el hecho de que “en nuestro país, dos de cada tres personas se atienden en el sistema privado de salud”.

Durante y después
En los casos que requieren de internación, puede ser preciso también apelar a asistencia mecánica respiratoria. Es por eso que los fabricantes de respiradores cobraron protagonismo en 2020 y todavía lo mantienen.

Mauro Paiaro, gerente de Operaciones de la fábrica de respiradores Leistung, cuenta que la firma, que para el año pasado tenía inicialmente previsto un plan de producción conservador, se enfrentó a “una demanda rápida” cuan-do se declaró la emergencia. “Comenzaron a entrar pedidos de golpe, se consumió stock en un día, posteriormente tuvimos comprometidas dos semanas de producción y poco después, cinco meses”, precisa. Para enfrentar esa situación hizo un acuerdo con el Grupo Mirgor que en sus plantas de Tierra del Fuego se dedica a la fabricación y ensamble de artículos para la industria automotriz, telefonía móvil y electrónica de consumo.
El convenio con Mirgor permitió que se fabricaran 1836 respiradores en cinco meses, para lo cual en la fueguina trabajaron más de 120 operarios en dos tur- nos de trabajo. Finalmente, gracias al trabajo en alianza, se exportaron más de 380 respiradores a Bolivia, Colombia, Nicaragua y El Salvador. “La tasa diaria de producción era de un equipo por día; en marzo, pasó a tres; después, a cinco, y el tercer cambio fue con Mirgor con la que se llegó a hacer 50 por día”, grafica por su parte Paiaro. E indica que el pico fue en agosto, cuando se hicieron mil equipos. “En 2019 hicimos 200, con una exportación de entre el 20 por ciento y el 30 por ciento”, recuerda.

“Era una carrera contrarreloj de volúmenes en corto plazo”, define Eduardo Koroch, director Industrial de Mirgor. La firma encaró la industrialización completa del equipo, es decir, el diseño de todo el proceso productivo para poder sacar un respirador cada 10 minutos -cuando hasta ese momento el ritmo de Leistung era de uno cada tres horas con el fin de entregar 250 respiradores por semana. Y todo en el marco de una situación atípica. “Necesitábamos hasta permisos especiales para poder trasladar una cinta transportadora y otros dispositivos necesarios para el circuito”, rememora.

“Hubo un trabajo en conjunto muy grande entre la ingeniería de Leistung y la nuestra para poder entender cuáles eran los componentes críticos desde el punto de vista del abastecimiento y qué modificaciones podíamos hacerle al producto para que mantuviera la certificación de Anmat”, apunta Alejandro Vizzari, gerente Ejecutivo de Investigación y Desarrollo de Mirgor.

El seguimiento de los pacientes que han tenido Covid-19 puede implicar la necesidad de estudios, desde análisis de laboratorio, rayos X, espirometría computarizada y electrocardiograma hasta test olfatorios y ecografía abdominal, señalan desde DIM Centros de Salud.

Cabe tener en cuenta que es amplio el espectro de manifestaciones de la enfermedad y diversos los cuadros que puede presentar los pacientes que tienen el diagnóstico. “Hay quienes pasan por ella sin síntomas, o con muy pocos, mientras que otros requieren asistencia especializada por la presencia de secuelas evidentes. Pero aun habiendo tenido pocos síntomas podrían tener algunas secuelas que merecen conocerse y tratarse a tiempo”, manifiesta Silvia Morales, especialista en Clínica Médica y directora Médica de DIM en la sede de Ramos Mejía, provincia de Buenos Aires.

Otra situación derivada de la pandemia fue la consolidación de la telemedicina como opción para atención. Aunque no suplanta la presencialidad, es una alternativa sobre todo para el monitoreo de patologías crónicas. Inclusive, colaboró en la detección de Covid-19, con un primer triage (priorización de casos urgentes) basado en aspectos clínicos.

Desde Innovamed, empresa que desarrolló el sistema de gestión médica digital DigiDoc, afirman que aumentó más del 500 por ciento el número de consultas en la plataforma online. “Pasamos de 400 a 2700 médicos activos”, informa el director médico de la compañía, Gastón Valverde, quien destaca la importancia de las soluciones de telemedicina para aportar sustentabilidad a la atención médica. DigiDoc ofrece herramientas a los médicos para que puedan seguir atendiendo fuera de su consultorio, desde cualquier dispositivo y el modelo de negocio está basado en la gratuidad para los médicos (por medio de becas) y cobro por actividad a otros actores del ecosistema de salud, como firmas de medicina prepaga y farmacias, a los cuales les da primero un período de prueba.

 

Cotizar en bolsa: una expresión de madurez y visión a largo plazo

Mirgor cotiza en bolsa hace ya 27 años. Su origen vinculado exclusivamente a la industria automotriz, una de las más exigentes del mundo, ha dejado arraigado un nivel de calidad tan alto que ha permitido la expansión de la compañía hacia otros negocios. Ese camino recorrido le ha dado la solidez para salir a la bolsa internacional de valores y estar a la altura de las compañías más prestigiosas.

Ser una empresa cotizante implica una maduración especial que Mirgor ha llevado adelante con mucho profesionalismo. Así como trabajar para la industria automotriz significa respetar los estándares de calidad más altos en términos de seguridad y manufactura, cotizar en bolsa significa cambiar la dinámica de una compañía entera para también cumplir con requisitos muy exigentes: ser absolutamente transparente en las operatorias, conocer todas las normas contables internacionales, distribuir la información de manera periódica y ordenada. Esta forma de trabajar le asegura a Mirgor que sus acciones sean compradas por inversores calificados de cualquier parte del mundo.

A diferencia de otras compañías que cotizan, Mirgor no está inmersa en un solo negocio, sino todo lo contrario. De hecho, siempre queda separada en la segmentación por industrias porque no es 100% automotriz, ni electrónica, ni retail. Esa característica es una gran virtud de la compañía ya que le provee una red de contención frente a los riesgos y la incertidumbre: desde mediados de 2018, la industria automotriz sufrió grandes golpes y el 2020 fue un año particularmente duro. En cambio la telefonía siguió funcionando, y muy bien. Durante el año pasado,  sobre todo a partir del mes de marzo, hubo un crecimiento significativo de la participación de la venta online sobre el total de la venta. La forma en que los negocios de Mirgor se compensan entre sí es lo que lo diferencia del resto de los cotizantes.

En el mundo, estar en la bolsa de valores te permite acceder a mejor financiamiento, menor costo y buenos inversores lo cual es clave para poder crecer y expandirse. Ese es el camino que eligió Mirgor cuando decidió salir a la bolsa en 1994, pero sin perder de vista las dificultades que implica hacer negocios en Argentina. En un país con frecuentes períodos de inestabilidad económica, se necesita un equipo con experiencia y formación que tome las mejores decisiones para el crecimiento de la empresa.

En ese sentido, uno de los hitos más recientes en la historia de Mirgor fue el desapalancamiento financiero que se decidió llevar adelante a mitad de 2018. Si bien es normal que las empresas tomen deuda para crecer, la compañía decidió sacarse el peso del financiamiento para poder elegir internamente su futuro y no que el mercado local decidiera por ellos. 

Con un equipo de casi 40 personas en el área de finanzas, Mirgor sigue demostrando su capacidad de crecimiento y expansión con pasos firmes y asertivos.

Calidad: Un compromiso continuo con nuestros clientes

Después de 37 años de trabajar junto a las empresas más prestigiosas y exigentes del mundo, Mirgor puede decir que, en términos de estándares de calidad, cuenta con experiencia extremadamente sólida.

Las normas de calidad tienen el objetivo de medir el esfuerzo por mejorar los procesos, no sólo en relación a las características de un producto o servicio final, sino también en la manera en la que se ejecuta un proceso.

Haber empezado como una empresa dedicada exclusivamente a la industria automotriz, una de las más rigurosas del mercado, hizo que Mirgor haya estado siempre asociada a partners tecnológicos con estándares de calidad muy altos. Trabajó con empresas como Volkswagen, Mercedes Benz, General Motors, Renault, Toyota, entre otros. Y, aunque cada cliente cuenta con requisitos específicos,  ha logrado desarrollar un sistema que le permite integrarlos a todos para poder responder con la misma eficiencia y rigurosidad a una terminal automotriz francesa, como a italianas, alemanas, americanas o japonesas.  Implementando distintas metodologías que se siguen de manera sistemática, se asegura la calidad del producto y se minimizan riesgos.

Esta experiencia, en materia de estándares de calidad, le ha servido a Mirgor como base para poder aplicarla a otro tipo de industrias. Hoy la empresa ha diversificado mucho sus negocios y eso significa nuevos desafíos. No solo por haber empezado a fabricar nuevos productos, como electrodomésticos y dispositivos electrónicos, sino porque esa diversificación también supuso empezar a interactuar con el consumidor final. Cuando esto sucede, no se trata solo de cumplir con reglas sino también con expectativas, y esto implica repensar procesos. 

Para eso Mirgor cuenta con un departamento de calidad que está integrado por más de 100 especialistas que están capacitándose constantemente. Hay formaciones que son específicas de un determinado cliente, como las que exige la industria automotriz, pero también se dan capacitaciones internas de auditorías, cursos de 5S y de resolución de problemas. También se realizan cursos sobre procedimientos internos de Mirgor, no necesariamente relacionados a cuestiones de calidad, ya que para ellos, conocer todos los procesos de la empresa sirve para evitar cualquier tipo de impacto negativo en el cliente. 

Calidad busca ser un área de referencia hacia el interior de la empresa. “Necesitamos que confíen en nosotros para mejorar sus procesos. Ser referentes en el interno, que nos vengan a buscar cuando nos necesitan”, aseguró María Laura Fleytas, Gerente Ejecutiva de Calidad del Grupo.

Cuando surge un problema, se arman equipos multidisciplinarios que permiten evaluar los conflictos desde distintas aristas evitando que las soluciones se dirijan siempre hacia un mismo lugar. 

Según Laura Fleytas, la clave está en saber escuchar. Parte de su trabajo consiste en “sentarse con un papel y una birome, y graficar eso que el otro está diciendo que necesita. Lo que dice, y lo que no dice”. 

El desafío que tiene hoy el área de calidad es poder innovar en los nuevos negocios que tiene la empresa. Eso es posible solo en negocios donde todavía no hay reglas, donde todavía se puede crear y hacer cosas nuevas. A diferencia de la industria automotriz, donde las normas son muy claras y vienen de afuera, innovar en otros negocios significa satisfacer expectativas de clientes en lugar de requisitos específicos, y eso es un gran reto. Pero hay una metodología que es común a todas las áreas y consiste en definir qué se va a medir. Esto sirve para identificar cuáles son los puntos críticos, y dónde hay que poner especial atención para ir mejorando internamente. 

Cuando una  empresa opera de manera eficaz desde su planificación hasta la gestión de reclamos, y supera en cada instancia las expectativas del cliente, se trata de una organización que ofrece calidad en todo lo que hace y produce.

Mirgor es una empresa con mucha experiencia que se reinventa constantemente. La solidez en sus procesos internos, combinado con la adaptabilidad a los cambios, es lo que nos hace diferentes.